“Cambia el cuento”, para educar en la igualdad

Educar sin gritar. Ponencia de Alba Castellví y Míriam Tirado
Ponencia Alberto Soler: Cómo educar hijos autónomos

“Cambia el cuento”, para educar en la igualdad

¿Has pensado alguna vez que en el cuento de Caperucita Roja siempre solemos culpar a la niña de ser devorada por el lobo por ir por el camino indebido o hablar con desconocidos? ¿Te das cuenta de que en la actualidad hacemos lo mismo con mujeres víctimas de agresiones sexuales: las culpamos de ir solas, provocativas o por zonas peligrosas? La historia de Caperucita Roja en títeres y 22 chicos y chicas de entre 10 y 15 años protagonizan un vídeo de Little Revolutions con un propósito muy claro: “evidenciar la necesidad de un cambio profundo del modelo de masculinidad que promueve y legitima la violencia hacia las mujeres”.


Aunque los niños al principio quieren ayudar al lobo, que se muestra zalamero y divertido, son capaces de empatizar con Caperucita cuando este se pone más violento y dice que Caperucita Roja va provocando. Entonces, Caperucita dice que está harta de que se la coman y se rebela, diciendo que no es no. Los chicos trasladan fácilmente este cuento a la realidad: Caperucita Roja es una chica y el lobo alguien que quiere acosarla.

Con este cuento, los adolescentes, niños y niñas caen en la cuenta de que “a las mujeres que sufren agresiones sexuales como Caperucita Roja, además de sufrir las consecuencias emocionales y físicas, también se las responsabiliza de lo que le ha pasado por haber “provocado” la agresión”. Como dicen en el proyecto Little Revolutions, “la sociedad asume que la responsabilidad de la prevención de la violencia que tiene lugar en el espacio público tiene que venir de las mujeres, tienen que saber autoprotegerse para evitar “provocar” la violencia masculina. Ahora bien, ¿si la violencia machista la ejercen algunos hombres, por qué siempre son ellos los ausentes de su prevención?”. Por eso, a los chicos se les pide que cambien el cuento y que enseñen al lobo a ser más respetuoso con Caperucita. Porque la “violencia está normalizada en muchos cuentos tradicionales presentes en la socialización de la infancia e inundados de estereotipos y mensajes perversos”.

Si quieres leer más sobre educar en la igualdad, te recomendamos:

Y en nuestra plataforma podrás disfrutar de contenidos exclusivos de la mano de Alba Alonso y Alberto Soler, que reflexionan sobre cómo educar en la igualdad desterrando estereotipos y apostando por la corresponsabilidad.

¡Accede a nuestra plataforma hoy mismo!

 

Sobre el autor

María Dotor Ruiz
María Dotor Ruiz
Tener solo unas líneas para presentarse no es fácil. Espero hacerlo bien ;-) Soy periodista y amante de la educación. Como dijo Nelson Mandela, creo firmemente que "la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo". Por eso creo que es tan importante tomárnoslo en serio. Por eso, y porque educar es el más apasionante e importante de los viajes. ¿No crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *