“La distinción rosa/azul pone a nuestros hijos e hijas en mundos diferentes con diferentes futuros” (Alba Alonso)

educar hijos con buena autoestima y sin envidia
Vídeos que inspiran: “Abre los ojos”, para educar hijos con buena autoestima y sin envidia
Pepa Horno Educando la alegría
Pepa Horno, autora de Educando la alegría: “Conectando con nosotros conectamos con nuestros hijos”

“La distinción rosa/azul pone a nuestros hijos e hijas en mundos diferentes con diferentes futuros” (Alba Alonso)

sexismo en la publicidad de juguetes

¿Qué hay de malo en fomentar que el rosa, las cocinitas, los muñecos de bebé o las Barbies son para niñas? ¿Qué tiene que ver con el machismo que compremos siempre a nuestros hijos balones, coches, muñecos de superhéroes? Esta pregunta se ha repetido esta semana tras las críticas vertidas contra una campaña de Carrefour en Argentina (finalmente retirada) para el Día del Niño, tan sexista que indicaba C de Cocineras para niñas y C de Campeones para niños.  Alba Alonso nos explicaba en una ponencia cómo este sexismo en el mundo de los juguetes perjudica seriamente la igualdad y la educación: “ponen a nuestros hijos y nuestras hijas en  mundos diferentes con diferentes futuros. Yo quiero que mi hijo y mi hija tengan el futuro que ellos elijan, que nadie se lo elija. Yo quiero una mochila sin etiquetas donde cada niño y niña pueda escoger qué es lo que quiere llevar dentro. Cuando a un niño o una niña le permites ser su propio yo le estás diciendo que lo amas con locura. Así que eduquemos sin etiquetas”.

¿Por qué  el sexismo en la publicidad de juguetes perjudica el futuro de nuestros hijos e hijas?

Esta campaña, por muy extrema que parezca, no es una excepción: la mayoría de catálogos de juguetes tienen páginas muy diferenciadas (rosas y azules), no vaya a ser que se nos ocurra comprar un muñeco bebé a nuestro hijo o un balón de fútbol a nuestra hija. Y esta diferenciación de colores salta también a los pasillos de las secciones de juguetes de los centros comerciales. Nos dice Alba Alonso que “a través de esta diferenciación sexista entre juguetes les estamos “vendiendo” diferentes historias a nuestros hijos. Tanto a ellos como a ellas les estamos contando que lo primordial para las niñas es estar guapas, limpiar la casa y cuidar del bebé. Pero también que lo primordial para los niños es ser arriesgados, valientes, líderes y muy activos. Lamentablemente estas opciones son excluyentes. Niñas y niños no pueden acceder a ambos mundos, porque según el marketing juguetero su sexo te lo impide”.

Y aunque parece que esto no tenga implicaciones para construir una sociedad machista, sí las tiene:

  • Sólo el 7% de las niñas se ve en un futuro como científica, según Muy Interesante
  • Según un estudio de L’Oréal El 63% de la población española cree que las mujeres no sirven para ser científicas
  • Según el estudio Somos Equipo, de Malasmadres,  incluso en el caso de parejas en las que la mujer gana más, el 44,7% de ellas se ocupa más de las tareas del hogar y el mayor peso de las tareas recae en los hombres solo en un 34,5% de los casos
  • Según ese mismo estudio, la satisfacción media de los hombres con el reparto de las tareas doméstico-familiares es de notable (7,2), mientras que las mujeres la aprueban con un 5,8.

¿Qué podemos hacer frente al sexismo en la publicidad de juguetes?

Algunas claves para educar en la igualdad frente al sexismo de las campañas de juguetes:

  1. Ser ejemplo de igualdad y corresponsabilidad en casa, porque este mensaje es más importante que todas las campañas de publicidad que reciben.
  2. Transmitir el mensaje claro de que “los juguetes son para todos y tienen derecho a elegir libremente el que más les guste, independientemente de su sexo”, tal como dice Alba Alonso.
  3. Comentar las campañas de publicidad que nos parezcan sexistas para transmitir valores. Por ejemplo: “¿Te has fijado en que en ese anuncio de bebés muñecos no sale un niño? ¿Qué te parece? Pero a papá le gustan los bebés, ¿verdad? Y los juguetes son para todos…”. O: “¿Has visto que en ese anuncio de coches de juguete solo salían chicos? Y el hombre del anuncio hablaba muy alto y como enfadado, ¿a que sí? ¿Qué te parece?”.
  4. Transgredir estos cánones: ¿Por qué no regalar a nuestros hijos un muñeco bebé o a nuestras hijas un garaje de coches?
  5. Transmitir referentes que se salen del estereotipo: hay hombres enfermeros, padres que cuidan a bebés, mujeres aventureras, mujeres científicas…

Si quieres leer más sobre cómo educar para la igualdad, te recomendamos:

 

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos
Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *