Se buscan familias de acogida para un comienzo feliz

fomentar autoestima hijos
Cómo fomentar la autoestima de nuestros hijos
Educar en las emociones. Ponencia de Mar Romera

Se buscan familias de acogida para un comienzo feliz

Se buscan familias de acogida

¿Sabías que más de 13.000 niños viven en centros residenciales o centros de acogida porque sus familias no pueden hacerse cargo de ellos? Vivir en centros así está lejos de ser la situación ideal, porque los niños tienen derecho a vivir en familia. Se buscan familias de acogida, y desde Gestionando Hijos, queremos que os suméis a esta iniciativa.

Por eso, la figura del acogimiento en familias se plantea como una buena opción. Este es el mensaje clave de la campaña lanzada hace unos meses por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para aumentar el número de familias dispuestas a acoger a menores. Una figura que beneficia al niño o adolescente, a la familia que decide acoger y, también, a la sociedad en su conjunto. Te explicamos qué es el acogimiento familiar.

¿Qué es el acogimiento familiar?

El acogimiento familiar es una medida de protección a niños, niñas y adolescentes que, por algún motivo, deban ser separados por un tiempo de su familia biológica, que no puede cuidarlos adecuadamente en ese momento. Según la ley española, en defensa de los intereses del menos, es prioritaria la figura del acogimiento en familias frente al acogimiento en centros.

La ley señala que el acogimiento implica la plena participación del niño, niña o adolescente en la vida familiar. Y además compromete a las personas que apuesten por acoger a velar por el niño o adolescente, tenerlo en su compañía, alimentarlo, educarlo y procurarle una formación integral en un entorno afectivo. Además, en el caso de niños y adolescentes con alguna necesidad especial, las familias de acogida han de comprometerse a asegurarse de que reciba la atención adecuada a estas necesidades.

¿En qué se diferencia el acogimiento de la adopción?

En el acogimiento, se prioriza la vuelta del menor a su familia de origen, siempre que sea posible. Por eso el acogimiento tiene una duración muy indeterminada, desde unos días a unos años.

No se trata, por tanto, de un primer paso en el camino hacia la adopción, son dos caminos totalmente diferentes, incluso aunque existe el acogimiento permanente. Por lo tanto, la principal diferencia es que en el acogimiento se vela por mantener el vínculo con la familia de origen.

¿Qué beneficios tiene para el niño, la familia de acogida y la sociedad?

Los niños acogidos en familias ven satisfecha su necesidad de crecer en un entorno afectivo, estable, seguro y, además, recibir cuidados individualizados, de los que sería más difícil disponer en centros residenciales. Frente a la vida en un centro residencial, los niños que pasan tiempo en una familia de acogida crecen realmente en un entorno más natural, que permite de manera más clara su participación en la toma de decisiones, en contacto con una comunidad de apoyo (familia extensa, vecinos, colegio, etc.).

Las familias de acogida cuentan con asesoramiento para que esta experiencia sea exitosa. Y además, especialmente si en la familia hay otros niños, supone una oportunidad para educar en valores desde el ejemplo y para crecer como familia.

El hecho de que un niño o adolescente viva acogido en una familia que lo cuida, lo quiere y lo apoya supone además un enorme beneficio social. Ofrecer un feliz comienzo y unos cimientos estables a niños en riesgo o en desamparo ayuda a su bienestar y, por tanto, al de toda la sociedad.

¿Qué requisitos hay que cumplir para ser familia de acogida?Se buscan familias de acogida.

Siempre solemos decir que el oficio de ser madre o padre es el único en el que primero te dan el título y luego estudias la carrera, sin exámenes previos para saber si eres apto. Pero en la acogida esto no ocurre así. Las familias que quieren acoger deben formarse y ser valoradas para decidir si están preparados para acoger a un niño o adolescente.

Lo primero que tienes que saber si quieres acoger a un menor es que, antes de figurar en la Bolsa de Familias Acogedoras, participarás en sesiones de formación en las que aprenderás habilidades para llevar a cabo esta labor de la mejor manera posible. Después, se realiza una valoración de cada familia solicitante para decidir si incluirla o no en la Bolsa de Familias Acogedoras.

Si te animas a acoger, puedes obtener más información sobre dónde dirigirte según tu Comunidad Autónoma en este enlace.

¡Se buscan familias de acogida!

Spread the love

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos
Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)