parejas-discuten-educación-hijos
Hay parejas que se rompen discutiendo sobre la educación de sus hijos
Toca posicionarse al lado de la educación

Papá, cuéntame un cuento

Por un lado agarra con fuerza su peluche, por el otro aprieta con ternura mi mano. No es el único punto de conexión entre ambos. Su mirada, limpia e inocente, como la de cualquier niño de 3 años. Unos ojos que me dicen que ya se terminó el día, pero que aún quiere un último regalo.

“Papá, cuéntame un cuento”.

Le encantan los animales de la selva. Comienzo a inventarme las aventuras y peripecias del “tigre jengibre” y del “elefante gigante”. Mientras, él me escucha absorto, saboreando cada una de mis palabras. Poco a poco se cierran sus párpados, el sueño le va venciendo. Y a la vez se dibuja una sonrisa en su cara. Una cara serena, tranquila, en paz. Porque se siente a mi lado. Porque se sabe protegido y querido. Porque se sabe amado.

Y recuerdas con cariño cuando, hace muchos años, eran tus padres quienes te leían un cuento a ti. Cuando esperabas con impaciencia ese momento, esa forma de ponerle la guinda perfecta a lo que siempre eran días maravillosos: de juegos, risas y alegrías. La infancia.

Por fin duerme. Tú estás agotado, no has parado en todo el día. Pero no te importa ya que pocas cosas te llenarán más, te harán más feliz. Todos los problemas y preocupaciones se desvanecen. Todo ha merecido la pena. Piensas, con orgullo, que algún día, cuando tu hijo también se tenga que inventar una aventura de animales de la selva, se acordará de ti.

Porque pocas cosas habrá más bonitas que dormir a tu niño con un cuento.

Sobre el autor

Pablo Romero
Pablo Romero
Vivir para trabajar o trabajar para vivir. Soy abogado y me apasiona mi profesión. Me encanta por el trato cercano que puedo tener con la gente, ayudándoles en diferentes facetas: civil, penal, laboral o familia. Encontrando soluciones a sus problemas. Y todo esto desde la más absoluta sencillez, huyendo de las falsas apariencias. Pero mi trabajo solo tiene sentido si me permite disfrutar de mi familia. Exprimir cada segundo que paso junto a mi mujer y mis hijos. Porque no hay nada más bonito que ser esposo y padre. Vivir la vida. Trabajar para vivir. Me puedes seguir en mi blog de Facebook “mi abogado de confianza” o en la web www.miabogadodeconfianza.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *