Padres y madres helicóptero: ¿eres uno de ellos?

Educación sexual: las dudas más frecuentes
Una conversación que lo mejoró todo

Padres y madres helicóptero: ¿eres uno de ellos?

Para empezar, ¿qué son los padres helicóptero? En Estados Unidos utilizan esta expresión para definir a los padres sobreprotectores, que sobrevuelan continuamente encima de sus hijos, están pendientes de todo lo que hacen, intervienen mucho más de lo necesario y quieren tener siempre el control.

Se trata de padres y madres que quieren controlar cada aspecto de la vida de sus hijos, que hacen cosas por ellos que ellos podrían hacer por sí mismos, que no les proponen retos y objetivos para superarse, sino todo lo contrario: se lo dan todo masticadito.

Consecuencias en los niños de los padres helicóptero

Un estudio de la Asociación Psicológica Americana realizado durante 8 años a 422 niños y niñas, concluyó que:

  • Existe una relación estrecha entre el control excesivo de los padres cuando sus hijos tienen 2 años y la falta de regulación emocional de esos niños cuando llegan a los 5 años.
  • Los niños y niñas con falta de regulación emocional es más probable que tengan problemas emocionales y que sus habilidades sociales y su rendimiento escolar sean peores con 10 años.
  • Los niños con padres helicóptero pueden ser menos capaces de lidiar con los retos y desafíos de crecer, especialmente en el entorno escolar.
  • Los niños que no pueden regular sus emociones y su comportamiento de manera efectiva tienen más probabilidad de comportarse de manera inadecuada en el aula, tener más dificultades para hacer amigos y luchar en la escuela.

El cerebro de nuestros hijos ante la sobreprotección

El neuropsicólogo Álvaro Bilbao nos cuenta en uno de los cursos de nuestra plataforma que “todos los padres queremos ayudar a nuestros hijos porque tenemos miedo de que no sean capaces de afrontar las situaciones con éxito”, por esta razón muchas veces nos convertimos en padres helicóptero, pensando que estamos haciendo lo mejor para ellos. Sin embargo, esta percepción está muy alejada de la realidad.

Como Álvaro Bilbao nos cuenta, ante un reto, a nuestro hijo se le activan dos zonas del cerebro: la amígdala, que avisa de los peligros, y la corteza prefrontal, que nos dispone a superar retos. Cuando actuamos como padres helicóptero, «cuando resolvemos el problema por nuestro hijo sin darle la oportunidad de equivocarse, en su cerebro esa parte que afronta los retos se apaga. Y la única parte que queda activada es la amígdala, el miedo. Le estás enseñando a tu hijo que no es capaz de afrontar los peligros y que ante una situación difícil debe sentir miedo, porque no ha entrenado la estructura que se activa para superar retos”.

Como apunta el experto en comunicación Félix Muñoz, “una planta debe pasar sed para buscar con sus raíces la humedad del subsuelo y así hacerse más fuerte. Si le damos toda el agua que necesita, no la buscará en el subsuelo, no se hará más fuerte y se caerá en cuanto crezcan los frutos cuyo peso no puede sostener porque no ha enraizado bien”.

Test sobre madres y padres helicóptero

Para descubrir si eres una madre o padre helicóptero y si estás sobreprotegiendo a tus hijos, aquí te dejamos un test para que lo compruebes y que, seguro, te hará reflexionar. ¡Manos a la obra!

1. Con los deberes y los exámenes de los niños:

  • Eres tú quien se informa sobre los deberes, los trabajos y los exámenes.
  • Dejas que sea tu hijo quien se responsabilice de sus estudios.
  • Lo apunta tu hijo, pero, por si acaso, tú sigues comprobando en el grupo de WhatsApp si lo ha hecho todo.

Respuesta: tu hijo es quien se tiene que responsabilizar de sus estudios. Si tú estás excesivamente pendiente, él no lo va a hacer.

SOLAMENTE SU TOTAL RESPONSABILIDAD AHORA SE TRADUCIRÁ EN SU TOTAL IMPLICACIÓN EN EL FUTURO.

2. Te has enterado tarde porque has preguntado a otra madre y te has dado cuenta de que tu hijo tenía que hacer un trabajo y no lo ha hecho:

  • Te pones con él a hacerlo.
  • Se lo haces tú para que no suspenda.
  • Le redactas una nota disculpándolo.
  • Le dejas ir sin el trabajo hecho y que asuma él las consecuencias.

Respuesta: en estos casos es importante que el niño aprenda; si lo justificas o le haces tú el trabajo él no lo va a hacer. Es importante que vaya con el trabajo sin hacer y que se exponga al suspenso o a tener que hacerlo en recreo o cuando diga el profesor.

QUE VEAMOS EN LAS CONSECUENCIAS QUE LE PONGAN A CORTO PLAZO LA OPORTUNIDAD PARA QUE APRENDA EN EL LARGO PLAZO.

3. Respecto a los deberes:

  • Sientes que es absolutamente necesario hacerlos con tus hijos porque crees que si no no los van a hacer.
  • Estás a su lado, porque piensas que son muy difíciles y él solo no puede.
  • Dejas que sea tu hijo quien los haga.

Respuesta: los deberes son responsabilidad del niño, no de los padres, y a no ser que tengan dificultades de aprendizaje los niños están preparados para hacerlos ellos solos.

ÚNICAMENTE ASÍ TE ASEGURARÁS DE QUE BUSQUE RECURSOS POR SÍ MISMO, LO QUE SERÁ UN MECANISMO BÁSICO PARA EL APRENDIZAJE A LO LARGO DE SU VIDA.

4. Si sabes que tu hijo ha cometido un error en los deberes o en un trabajo:

  • Se lo haces corregir.
  • No llega a producirse el error porque siempre lo estás supervisando y lo corriges antes de que él lo haga.
  • Le dejas que vaya al colegio con el error y que así aprenda.

Respuesta: es importante que los niños aprendan; para eso se tienen que equivocar y tienen que ser ellos mismos quienes corrijan sus errores. Si se los corriges tú o no le dejas que se equivoque le estás impidiendo que aprenda.

COMETER ERRORES Y DARSE CUENTA POR UNO MISMO ES UNO DE LOS PILARES DEL AVANCE PERSONAL. NO LE PRIVES DE ELLO.

5. Si se le ha olvidado un libro:

  • Volvemos al colegio a por él.
  • Llamas o escribes a una madre para que te envíe la foto.
  • Le pides a tu hijo que lo resuelva él llamando a un amigo.

Respuesta: en el caso de que se haya olvidado algo, lo importante es no hacer un drama, pero tampoco resolvérselo nosotros. Es importante que vea que él lo puede resolver a la par que aprenda estrategias para hacerlo.

NO FACILITARLE TANTO LAS POSIBLES SOLUCIONES SERÁ UN GRAN MÉTODO PARA QUE ÉL PONGA EN MARCHA LA BÚSQUEDA DE AQUELLAS.

6. Cuando te dice que se aburre:

  • Le organizas los juegos.
  • Le das la tablet o el móvil.
  • Procuras que siempre esté entretenido.
  • Le dices que piense él en algo que hacer.

Respuesta: es importante dejar que los niños organicen solos su tiempo, que aprendan a estar con ellos mismos y que aprendan a entretenerse solos.

GARANTIZAS QUE EN UN FUTURO NO SEAN DEPENDIENTES DIGITALES Y SÍ CAPACES DE DISCURRIR SOBRE CÓMO OCUPARSE DE SÍ MISMOS

7. Si te cuenta que tuvo un problema con un compañero en el colegio:

  • Le escuchas y entre los dos pensáis cómo solucionarlo.
  • Llamas a la madre del otro niño.
  • Llamas al profesor para ver qué ocurrió.
  • Le dices que lo resuelva él solo.

Respuesta: el objetivo es que cuente con estrategias, recursos y habilidades; para eso puedes ayudarle a pensar en soluciones, pero si se lo resuelves tú de nuevo no lo aprende.

LE ESTARÁS AYUDANDO EN SU INTELIGENCIA SOCIAL PARA QUE APRENDA DESDE ESTE MOMENTO A RELACIONARSE, A SOLUCIONAR CONFLICTOS Y A AFRONTAR SIEMPRE LOS PROBLEMAS QUE SURJAN.

8. Por las mañanas:

  • Le levantas con el tiempo justo para que duerma lo máximo posible e intentas agilizar tú todo el proceso.
  • Le vistes y le preparas todo para llegar a tiempo.
  • Le levantas con el tiempo suficiente para que sea él quien se vaya organizando y haciendo las cosas por sí mismo.

Respuesta: el objetivo es que aprenda autonomía y que adquiera hábitos; por eso hay que levantarle con tiempo para que pueda hacerlo. Es más importante acostarse antes por la noche y trabajar esto por las mañanas.

AUNQUE LE LLEVE MÁS TIEMPO AL PRINCIPIO, ES LA VÍA PARA QUE ADQUIERA HÁBITOS Y LOS INTEGRE POR SÍ MISMO, SENTANDO LAS BASES DE SU TOTAL AUTONOMÍA FUTURA.

9. Cuando llora porque quiere algo:

  • Se lo das para evitar que vaya a más.
  • Le amenazas con medidas que luego no cumples.
  • Le explicas que no es la forma correcta de pedir las cosas y que no siempre podemos tener todo lo que queremos.

Respuesta: es importante que aprenda a pedir bien las cosas y a tolerar las pequeñas frustraciones del día a día.

 LE ESTÁS AYUDANDO A SER RESISTENTE Y FUERTE EN EL FUTURO. SERÁ UN ADULTO ENTRENADO EN LA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN Y, POR TANTO, PERSISTENTE EN LA VIDA.

10. La mochila del colegio y sus cosas:

  • Las llevas tú porque crees que es pequeño.
  • Estás siempre pendiente de que no las pierda.
  • Le pides que las lleve él y que se haga responsable.

Respuesta: tiene que aprender a adquirir hábitos  de autonomía y hacerse responsable de sus cosas.

APRENDERÁ A ESTAR PENDIENTE DE TODO LO QUE ÉL MISMO VAYA A NECESITAR. APRENDERÁ A SER PREVISOR Y TOTALMENTE AUTÓNOMO.

Spread the love

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos
Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)