María Soto, de Educa Bonito: “Se dice que los niños de hoy se portan peor, yo creo que piden respeto y formar parte activa de la familia”

Canciones para madres, padres e hijos: “Mi pequeño tesoro”, de Presuntos Implicados
¿Qué mensajes esconden los malos comportamientos de los hijos?

María Soto, de Educa Bonito: “Se dice que los niños de hoy se portan peor, yo creo que piden respeto y formar parte activa de la familia”

Ver más artículos sobre

María Soto Álvarez de Sotomayor es especialista en disciplina positiva y fundadora de Educa Bonito, un proyecto que pretende sensibilizar a padres y madres sobre una forma de educar que combine respeto, amabilidad y firmeza. María ha escrito numerosos textos en nuestro blog, llenos de ternura e ideas inspiradoras, y es un placer enorme contar con ella el 8 de diciembre, día en el que impartirá un taller sobre la paciencia. Las entradas ya están agotadas, pero si te has quedado sin la tuya no te pierdas esta entrevista para reflexionar sobre cómo y por qué educar más bonito. Y además, aún puedes apuntarte a otros talleres y a nuestro gran evento el 12 de diciembre. Consulta la información en nuestra web de la Semana Gestionando Hijos

La paciencia es la gran asignatura pendiente de padres y madres. ¿Por qué siempre cuando pensamos en cómo educamos a nuestros hijos confesamos que perdemos la paciencia? 

Una de las definiciones de la PACIENCIA la describe como “el equilibrio durante emociones extremas”. ¿Cuál es la actividad diaria que más implicación emocional tiene para nosotros? Criar y educar a nuestros hijos es sin lugar a dudas lo más bonito e increíble que haremos en nuestra vida pero también lo más intenso, conlleva una “carga” emocional inmensa sumada a un desgaste físico importante, que es fácilmente desbordada ante cualquier momento de estrés. El problema es que nos sentimos culpables. La culpa no arregla, no nos deja avanzar, no nos permite encontrar las estrategias que nos mantengan más calmados la próxima vez… Debemos entender que perder la paciencia es humano, es la consecuencia de una “desconexión” con nuestro “cerebro racional” como respuesta a un una serie de circunstancias que nos hacen “apagarnos” y dejar actuar al modo “defensa-ataque” de nuestros cerebro más primitivo. Es una respuesta fisiológica. Perder la paciencia con nuestros hijos y vernos “fuera de nuestras casillas” no es algo agradable, los queremos más que a nuestra propia vida y no entendemos por qué con ellos a veces no somos capaces de controlarnos. Y eso nos preocupa, por eso suele ser nuestra principal “confesión” cuando hablamos de educación.

 

¿Cómo podemos conseguir no perderla o recuperarla? 

Yo creo que el principal camino para llegar al autocontrol es la aceptación y el conocimiento de nosotros mismos. Si identificamos aquello que nos lleva al límite de nuestra cordura, los factores que influyen en nuestra manera de afrontar cada reto diario, tendremos una herramienta muy poderosa: la anticipación. Debemos ser también realistas,  en un mundo de prisas, estrés, inmediatez y totalmente deshumanizado, llegar fácilmente al límite de nuestro “aguante” es lógico, es casi necesario.

A veces es un aviso de que necesitamos parar, coger aire y hacernos la siguiente pregunta ¿Estoy bien? Debemos ser conscientes de que no son nuestros hijos los que nos hacen perder la paciencia, sino muchas veces la falta de autocuidado, que nos hace ponernos en segundo plano, “exprimirnos” para luego “saltar” ante un momento de tensión.

Cuanto mejor estemos nosotros mejor podremos afrontar momentos complicados que requieran de todas nuestras estrategias, paciencia, humor e ¡imaginación! Otro de los principales factores que considero fundamentales a la hora de no perder la paciencia es entender el comportamiento de nuestros hijos, saber leer las conductas inadecuadas como malas decisiones. Si somos capaces de buscar más allá, los malos comportamientos se convertirán en retos que solucionar, no en “interruptores” que hagan saltar nuestra paciencia.

 


¿Qué mensaje te gustaría transmitir en el taller? 

Me gustaría facilitar un proceso de cambio a las familias que acudan al taller, transmitir una nueva forma de pensar la educación para que ellos mismos elaboren sus propias estrategias de auto-regulación, compartir la idea de que la educación es un camino apasionante en el que se nos presentan infinidad de retos que pueden ser utilizados para crecer y avanzar en familia.

Perder la paciencia es muy humano y si utilizamos esos momentos como señales de que algo no va bien y las aprovechamos para aprender y para buscar soluciones, estoy segura de que dejaremos la culpa atrás y nos enfocaremos en una visión mucho más positiva de la educación de nuestros hijos.

Desde esa actitud conciliadora, resolutiva y optimista, ¿qué habilidades para la vida estaremos facilitando a nuestros hijos? Ese es el mensaje.

 

¿Qué retos de los que tenemos padres y madres ante nosotros son más importantes, en tu opinión?

Creo que la educación en el respeto es la clave y al mismo tiempo, el mayor de nuestros retos en estos momentos. ¿Cómo podemos enseñar respeto y ayudar a nuestros hijos a que sepan respetarse a sí mismos, a los demás y a las circunstancias? Con las estrategias y herramientas que tenemos actualmente no conseguimos resultados a largo plazo, caemos en el castigo y el premio para intentar modificar conductas pero…¿estamos EDUCANDO? Necesitamos herramientas nuevas para establecer los límites necesarios para la convivencia sin controlar, sobreproteger o faltar al respeto a nuestros hijos, sino motivarles para que alcancen por sí mismos habilidades necesarias para la vida. Nuestros hijos no necesitan que les enseñemos a obedecer, necesitan sentir que se les tiene en cuenta para contribuir a la familia, enseñarles a colaborar para crecer juntos. Es necesario sembrar las semillas de la confianza en la familia, el respeto mutuo y la pertenencia y así guiarles para que tomen buenas decisiones.

Se dice que actualmente los niños “se portan peor”, yo no lo creo, yo opino que nos están pidiendo horizontalidad, respeto, formar parte activamente en la familia. Tienen muchísimo que aportar desde su imaginación desbordante, su capacidad para ilusionarse y esa manera nueva de mirar al mundo. Nuestro mayor reto es sustituir las luchas de poder en la familia por colaboración desde el respeto y la confianza.

 

¿Por qué te has animado a impartir este taller?

Agradezco infinitamente la oportunidad que se me ofrece con la posibilidad de impartir este taller para compartir, para difundir una nueva forma de pensar en la paciencia, en la educación y en un ambiente familiar mucho más amable… Es muy necesario hablar de educación consciente y responsable, no para agobiarnos o sentirnos más presionados todavía, sino para coger las riendas de lo que es y será el “trabajo” más importante, más enriquecedor y más bonito de nuestras vidas. No podemos seguir utilizando únicamente las estrategias que nuestros padres utilizaban ¡El siglo pasado!, hay cosas que no deben cambiar pero la vida y los diferentes movimientos sociales nos presentan retos a los que no tuvieron que enfrentarse generaciones anteriores. Nosotros podemos utilizar estos retos para crecer y educar de manera consciente y diferente si utilizamos las herramientas adecuadas. 


 

Imagen de portada: Educa Bonito.

Sobre el autor

Elena Couceiro
Elena Couceiro
Soy periodista y madre de dos niños agotadores y maravillosos. Me apasionan la comunicación y la educación y por eso me ilusiona especialmente formar parte de este maravilloso proyecto. Soy de las que piensa que para educar hace falta una red de apoyo, que la educación no debería ser un acto individualista, sino que debería situarse en el centro de la vida social, para construir una sociedad más humana y solidaria.

4 Comments

  1. […] De ellos, si los escuchamos, también aprendemos la necesidad de que los tengamos en cuenta, como nos contaba María Soto. […]

  2. […] hijos y de cómo comunicarnos bien para educar mejor. Además, Lucía Galán (Lucía mi pediatra), María Soto (de Educa Bonito) y AEIOU Coaching nos ofrecerán talleres el día 6 sobre educar en la […]

  3. […] Cabestany, Fernando Botella y Alba Alonso Feijoo. Además,  Lucía Galán (Lucía mi pediatra), María Soto (de Educa Bonito) y AEIOU Coaching ofrecerán talleres el día 6. Más información sobre el […]

  4. […] Soto, de Educa Bonito con Disciplina Positiva, nos explicaba a la perfección en una entrevista por qué educar nos resulta tan estresante: “¿Cuál es la actividad diaria que más […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *