Mar Romera: “Para educar en las emociones explicar no sirve para nada, sirve sentir tú”

¿Cómo educar en la cultura del esfuerzo en medio del escándalo de los másteres?
obligar a dar besos
“¿Es bueno obligar a los niños a dar besos?”, de Alberto Soler

Mar Romera: “Para educar en las emociones explicar no sirve para nada, sirve sentir tú”

Ver más artículos sobre

Mar Romera habla en esta entrevista de las claves de la educación emocional, de la importancia de educar con los niños y no sin los niños y de que los niños nos aprenden a nosotros. Por eso, la educación emocional no se basa en discursos, sino en “los comportamientos emocionales recurrentes vividos en el seno de la familia, es decir, lo que tú haces como mamá cuando tú te enfadas, la intensidad con la que te enfadas, lo que haces cuando tú lloras, cómo lloras, cómo sientes el miedo”.

Educar con la infancia

Mar es tan defensora de la infancia que no duda en declarar que “nosotros, y Francesco Tonucci a la cabeza, pedimos el voto de la infancia. Los niños y las niñas deberían votar”. Consciente de que puede parecer una locura, señala que “consiste en darles visibilidad porque estamos diseñando un modelo de sociedad para la infancia pero no con la infancia”.

¿Y qué es una educación para la infancia? “Significa que estamos construyendo consumidores compulsivos de todo: de escuela, de tiempo, de objetos, de tecnología…”. Y este consumuismo tiene que ver con las emociones, señala Mar, “porque la manera de controlar a la sociedad en nuestros días es a partir del consumo y para que se consuma hace falta ubicarnos en la alegría y vendernos felicidad”.

No siempre ha sido así, asegura: “Hasta la Segunda Guerra Mundial se nos dominaba con la culpa y con el miedo, por culpa y por miedo obedeces. Hoy se nos domina por dopamina, por alegría y consumo”. Por eso, Mar considera importante que los niños participen, que les demos “el espacio necesario para crecer”, pues si no “nuestros niños y niñas son consumidores en miniatura a través de sus padres, por lo tanto marionetas”.

Educar en las emociones

Para la educación emocional, “explicar no sirve para nada, sirve sentir tú. Niños y niñas aprenden a sus referentes a nivel emocional”. Y aprenden de “los comportamientos emocionales recurrentes vividos en el seno de la familia, es decir, lo que tú haces como mamá cuando tú te enfadas, la intensidad con la que te enfadas, lo que haces cuando tú lloras, cómo lloras, cómo sientes el miedo”. Estas son las lecciones de educación emocional que “tus hijos están aprendiendo en vena, sin que se note que te están mirando”. Es decir, educar en las emociones dista mucho de  basarse en “un planteamiento de explicación moral, sino de vivencia emocional. Ellos y ellas te aprenden a ti, no les expliques cómo se hace, vívelo tú. Y la intensidad la pones tú también, siempre”.

Educar con trascendencia

Mar señala que la educación de nuestros hijos es una de las tareas más trascendentes. “Parar hacia una reflexión para ver las consecuencias de la acción sin juicio moral es lo que ayuda a ver la transcendencia”. Mar nos explica una escena para reflexionar sobre esa trascendencia: . “Cuando un niño tira un papel al suelo, ¿quién tendrá que recogerlo? ¿Qué ha pasado? ¿Qué significa esto?”. Para esta seño, como le gusta que la llamen, es importante “saber que cada uno de nuestros actos va a tener una repercusión, la historia de las alas de la mariposa, que se mueven en el Amazonas y acaba provocando un huracán en nuestras vidas”

Educar desde el ejemplo

“Un niño o una niña de menos de 8 años prácticamente no reflexiona. Piensan, pero no reflexionan porque sus lóbulos prefrontales no están lo suficientemente construidos para poder reflexionar. Pero te aprenden a ti”, señala Mar. Y nos pone un ejemplo en el que seguro que nos podemos reconocer: “Tú te habrás visto en la cocina de tu casa en muchas ocasiones haciendo la misma bobería que hacía tu madre que a ti no te gustaba que ella hiciera, pero tú la repites porque tú la aprendiste desde la estructura y la genealogía emocional, no desde el formato cultural sino desde la emoción”.

Si quieres leer más sobre educar en las emociones, puedes visitar:

Si te interesa educar en las emociones, puedes ver estos artículos:

Y en nuestra plataforma podrás disfrutar de contenidos exclusivos e interesantes reflexiones de expertos como Begoña Ibarrola o Cristina Gutiérrez que te ayudarán a educar con más conciencia.

¡Accede a nuestra plataforma hoy mismo!

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos
Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *