Óscar González: «Las madres y los padres ya están cansados de tantas teorías pedagógicas. Necesitamos poner el foco en lo sencillo e importante»

No te rindas
Poemas que inspiran: “No te rindas”
¿De qué hablamos cuando hablamos de inclusión?

Óscar González: «Las madres y los padres ya están cansados de tantas teorías pedagógicas. Necesitamos poner el foco en lo sencillo e importante»

Óscar González es profesor de Educación Primaria, escritor, asesor educativo y conferenciante. Es el fundador de la Alianza Educativa, un proyecto que tiene como objetivo mejorar las relaciones entre las familias y la escuela. Además es director general de la Escuela de Padres con talento. Colabora como experto en los distintos medios de comunicación. Ha publicado recientemente el libro 365 propuestas para educar, de Amat Editorial.

 

¿Cómo se te ocurrió la idea de publicar citas inspiradoras para educar con esta estructura tan original?

Soy un gran “coleccionista de citas”. De hecho, de cada libro que leo siempre me quedo con aquellas que más me hacen pensar y aprender. Hace ya un tiempo cayó en mis manos una cita del gran Miguel de Cervantes que dice así: “En algún lugar de un libro, hay una frase esperándonos para darle sentido a la existencia”. Me hizo reflexionar y plantearme la idea de publicar un libro con mi “colección de citas sobre educación” pero no quería que fuese un libro con citas elegidas al azar sino con una estructura que ayudase al lector, con una estructura sencilla y práctica. Por este motivo decidí incluir 365 citas, una para cada día del año abordando temas educativos de actualidad: educación emocional, autoridad, infancia, adolescencia, inteligencias, etc. Es un apasionante recorrido por el maravilloso mundo de la educación de la mano de palabras sabias.

 

¿Por qué crees que las citas cuentan con tan buena acogida e interés entre los padres y las madres? (sólo hace falta ver cómo se difunden imágenes con citas sobre paternidad o maternidad en redes sociales) ¿Cómo nos ayudan estas palabras a educar mejor?

Creo que cuentan con tan buena acogida porque las madres y los padres ya están cansados de tantas teorías pedagógicas, de un exceso de información sobre cualquier tema. Información en ocasiones contradictoria entre los diversos autores que publican. Necesitamos poner el foco en lo sencillo e importante eliminando aquello que no es útil. Porque como destaca Robin Sharma “El valor de una gran cita radica en el hecho de que condensa un mundo de sabiduría en una o dos líneas”. Sabiduría que quizás el autor tardó muchos años en alcanzar. Estas palabras ayudan a educar mejor porque nos ayudan a detenernos, reflexionar y sobre todo a pasar a la acción. Tal y como destaco en el libro, el hecho de leerlo no te convierte en un buen educador por arte de magia sino que hay que pasar a la acción y poner en práctica lo aprendido porque educar requiere un esfuerzo consciente, constante y continuado.

 Tener una reflexión o cita para cada día nos obliga a tomar conciencia de que estamos ante la labor más importante de nuestras vidas: educar a nuestros hijos.

 

¿Qué diagnóstico harías de la forma que padres y madres educan? ¿Qué grandes retos tienen por delante padres y madres?

 

propuestas educarDestacaría que todos los padres y madres quieren educar bien a sus hijos pero muchos se están encontrando con grandes dificultades para lograrlo. Jamás hasta hoy habíamos gozado de tan alto nivel de bienestar, ni tampoco habíamos tenido acceso a tanta información sobre cómo educar a nuestros hijos, lo cual nos debería ayudar y facilitar las cosas, pero también nunca hasta ahora ha resultado tan difícil educarlos. ¿Qué está ocurriendo entonces? Pues que la sociedad ha evolucionado mucho y se ha vuelto muy compleja pero seguimos usando herramientas y estrategias para educar que han quedado obsoletas y ya no sirven. Y entonces, ¿qué podemos hacer? Actualizarnos. Además los padres de hoy (en términos generales)  tienen un gran sentimiento de culpa. Uno de los grandes retos es precisamente ese: recuperar la “autoestima educativa” y la confianza en ellos mismos para educar. Cambiar el discurso y que empiecen a creer en sí mismos: pueden educar mejor y hacerlo muy bien. Otro de los grandes retos es el de establecer una alianza educativa con la escuela. Necesitamos formar una “familia educativa” en la que padres y docentes seamos aliados, no enemigos.  Y finalmente, otro reto a destacar es el de desarrollar su “talento educativo” a través de una serie de ingredientes: 

– Confianza en ellos mismos para educar.
– Saber qué pretenden con la educación de sus hijos.
– Humildad.
– Optimismo.
– Educar con sentido común y eficacia.
– Estar en continua disposición de aprender.
– Paciencia, compromiso, constancia y mucho amor.

 

 

Hablas de que con tu libro quieres promover educar con conciencia. ¿Quiere decir esto que muchas veces lo hacemos por inercia o con un piloto automático? 

Cierto, vivimos en una sociedad donde todo avanza a gran velocidad, a golpe de clic y en ocasiones no disfrutamos del momento. Por este motivo creo que es necesario que nos detengamos y disfrutemos de cada segundo, que vivamos el presente de nuestros hijos sin proyectarnos tanto en el futuro… 

 

¿Cómo podemos “despertar” la conciencia para educar como queremos?

Si prestamos atención a todo cuanto nos ocurre esta conciencia despertará. Para ello lo más importante es estar en disposición de “aprender”. Cuando educamos también estamos aprendiendo y nuestros hijos tienen mucho que enseñarnos… Por ejemplo esa capacidad de maravillarse por las cosas y “vivir el momento presente”. Como destaco en el segundo capítulo del libro citando a G.K Chesterton “Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es una maravilla”, algo que los adultos jamás deberíamos olvidar.

Javier Urra cuenta en el prólogo que tu libro no nos llena de críticas a padres y madres, sino que remarca lo importante. ¿Crees que hay un exceso de críticas en la sociedad hacia padres o madres o que nos estamos centrando en lo menos importante?  

Considero que en términos generales casi siempre ponemos el foco en lo negativo, en lo que hacemos mal. Hay que cambiar el discurso y enfocarnos no tanto en los problemas sino en las soluciones. Es momento de aportar soluciones: enfocándonos en lo negativo magnificamos el fracaso, si nos enfocamos en lo positivo encontraremos estas soluciones… Los padres de hoy no son ni mejores ni peores que los de las sociedades que nos preceden simplemente diferentes, en un tiempo y entorno distinto. Valoremos lo positivo y veamos en qué podemos mejorar. Está en nuestras manos obrar ese cambio.

 

¿Qué mensaje clave o poso te gustaría dejar con este libro? 

Es posible educar mejor a nuestros hijos y todos podemos hacerlo con sentido común y criterio.

 

Los beneficios de tu libro se destinan a la Fundación Juegaterapia. ¿Por qué? 

Porque quiero aportar mi pequeño granito de arena ayudando a esos niños y niñas que tienen que permanecer largas temporadas en los hospitales luchando contra el cáncer se olviden un poco de su tratamiento y el tiempo pase un poco más rápido en las habitaciones de cada hospital. Cualquier cosa para dibujar una sonrisa en la cara de esos peques… Creo que toda ayuda es poca.

¿Qué actividad realizan? 

Desde la Fundación Juegaterapia se dedican a hacer felices a los niños enfermos de cáncer que pasan largas estancias en los hospitales con tratamientos de quimio. Recogen videoconsolas que la gente ya no usa y las instalan en las habitaciones de oncología pediátrica de hospitales de toda España. También regalan consolas de mano a los niños con el lema “la quimio jugando se pasa volando”. Además construyen Jardines en las azoteas de los hospitales para que los niños puedan jugar en un entorno verde, al aire libre, como cualquier niño, mientras dura su tratamiento.

 

 

Eres experto en educar el talento. ¿Qué ideas claves darías a padres y madres para despertar y cultivar el talento de sus hijos e hijas?

Pues básicamente les recordaría que durante siglos se ha creído que el talento es algo innato. Es decir, algo que nos ha sido “concedido”. Gracias a los estudios e investigaciones recientes estas falsas creencias sobre el talento están siendo superadas dando paso a una visión que establece que el talento viene determinado en gran medida por nuestros actos y no tanto por nuestros genes. Como destaca una frase de Aristóteles que incluso en el libro: “Somos lo que hacemos reiteradamente. Así pues, la excelencia no es un acto sino un hábito”.  

 

Spread the love

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos
Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)