7 frases que deberías decirle más a tu hijo

Todo sobre los eventos de Gestionando hijos
“Ser un humilde aprendiz y escuchar son las claves de una buena educación”, Leo Farache
«Las preferencias alimentarias no son genéticas, son educativas», Carlos Ríos

7 frases que deberías decirle más a tu hijo

Frases que deberíamos decir a nuestros hijos más a menudo

Casi siempre se habla de “Las frases o palabras que nunca deberías decirle a tu hijo” pero ¿y qué pasa con las cosas que sí deberíamos decirle? Hemos decidido darle una vuelta y en vez de centrarnos en el “no”, enfocarnos en el “sí”, en lo positivo, en las frases que deberíamos decir a nuestros hijos más a menudo.

No es nada nuevo decir que ellos aprenden de nosotros, de lo que nosotros hacemos o decimos, de cómo nos relacionamos con los demás, cómo nos expresamos. Somos su ejemplo y, como tal, debemos intentar hacer las cosas lo mejor posible, y el lenguaje es muy importante. Algunas frases o palabras que vamos a mencionar pueden sonar obvias, pero de verdad que muchas veces se nos olvida su importancia y no las decimos tanto como deberíamos.

1.“Me encanta escucharte”

Esta frase nos la sugirió la educadora emocional Cristina Gutiérrez y la teníamos que incluir en nuestra lista de frases que decir a nuestros hijos. Que tu hijo sepa que te interesan sus cosas, que le escuchas, le da confianza, le calma, le hace sentir bien, sabe que puede contar contigo. ¿Qué hay mejor que eso?

2. “No lo sé”

¿Quién nos ha metido la idea de que las madres y padres tenemos que saber todo? No pasa nada por decirle a nuestro hijo que no sabemos algo, no le vamos a decepcionar. De hecho, es bueno, sobre todo si a continuación nos interesamos por buscar una respuesta. Con eso le transmitimos humildad (no lo sabemos todo y no pasa nada) y que tenemos inquietudes (no nos quedamos en un “no sé” y ya, sino que intentamos buscar la respuesta). Además, hoy en día es fácil con Internet.

3. “Los errores nos ayudan a aprender”

Cuando nos equivocamos, nos enfadamos, nos sienta fatal, y eso hace que los niños perciban el error como algo malo. ¿Por qué tenemos que hacerlo todo bien a la primera? ¿Por qué no nos podemos equivocar? Tenemos que hacerles entender que de los errores se aprende. Está muy bien querer hacer las cosas bien, esforzarse, pero como decía la psicóloga María Jesús Álava Reyes, “tenemos que enseñar a un niño a ser su mejor amigo, que significa perdonarse por sus fallos y quererse por sus esfuerzos”.

4. “Te quiero”

Esta es una de esas frases que seguro que has pensado “eso es obvio, ya lo sé”, pero muchas veces no se la decimos tanto como deberíamos. Tenemos que decirle esta frase a nuestro hijo cuando se porta bien y cuando se porta mal. Es una frase con mucho sentido que reconforta al niño, cuando este lo que busca siempre es ser querido por sus padres.

5. “Comprendo que te sientas así”

Ante una emoción negativa o un problema de nuestros hijos, lo que nos sale de primeras es intentar quitar eso que ha provocado que nuestro hijo esté triste o enfadado, y le intentamos animar, despistarle, desviar la atención de eso para que se ponga contento, ¿a que sí? No hace falta. En ese punto, lo que nuestro hijo necesita es que legitimemos esa emoción, que le acompañemos y le transmitamos que le comprendemos. Así se sentirá respetado, según nos explicó Begoña Ibarrola en un evento de Gestionando hijos.

6. “Lo siento”

Si queremos que nuestro hijo tenga empatía y sea capaz de pedir perdón cuando haga algo mal, tenemos que dar ejemplo y decirle “lo siento” cuando hagamos algo que no le guste, cuando se enfade por algo que le hemos “obligado” a hacer, etc. Imagínate que se quería quedar más tiempo en el parque y os habéis tenido que ir porque teníais que hacer cosas. Si le dices “lo siento” y le explicas por qué no os habéis podido quedar, lo aceptará mejor y sentirá que contáis con él, se sentirá comprendido, y le enseñará que hay que tener en cuenta los sentimientos de los demás.

7. “Por favor”

Igual que con “lo siento”, ¿cómo pretendemos que nuestros hijos pidan las cosas por favor si nosotros les pedimos que hagan cosas y no se lo decimos? Parece que nosotros no lo tenemos que decir porque si no perdemos nuestro control, o nuestro poder, pero no es cierto. Lo que le demostramos a nuestro hijo es que le respetamos, que le tenemos en cuenta, y al sentirse así, él o ella también nos va a respetar más.

Spread the love

Sobre el autor

Ana Nieto
Ana Nieto
De pequeña jugaba a las profesoras. Ponía a mis muñecas sentadas encima de la cama, una cartulina negra en la pared clavada con una chincheta y me convertía en la profe más guay del “colegio”. O eso me creía yo. Luego me hice periodista porque me gusta escribir y contar historias. Me interesan mucho los temas sociales, la educación, la igualdad de género y creo firmemente que entre todos podemos construir un mundo mejor (o al menos mejorar un poquito el nuestro).