¿Tienes dudas sobre el bilingüismo? ¡Esto te interesa!

Cómo hacer para que el divorcio sea menos traumático para un niño
La teoría del iceberg
¿Utilizas la teoría del iceberg al educar?

¿Tienes dudas sobre el bilingüismo? ¡Esto te interesa!

Dudas sobre el bilingüismo

Dudas sobre el bilingüismo.

¿Por qué debería llevar a mi hijo a un colegio bilingüe? ¿Y si aprende mucho inglés pero nada más? ¿Todos los centros bilingües son buenos? La demanda de colegios bilingües aumenta cada año pero sigue generando cierta controversia y ahora que se abre el plazo de matriculación para el nuevo curso, vamos a intentar aclarar algunas dudas sobre el bilingüismo.

Hemos charlado con Carmen Sánchez Sánchez-Mármol, coordinadora en el Seminario de Inglés del Colegio de Docentes (CDL), asesora para la implantación del bilingüismo en diferentes centros y formadora del profesorado, y le hemos preguntado muchas de esas cuestiones que tenemos todas las madres y padres respecto a este tema.

  • Carmen, cada vez hay más colegios bilingües. ¿El bilingüismo está de moda?

La necesidad de una preparación cada vez mejor en idiomas como la lengua inglesa es evidente. En mi opinión, el llamado “bilingüismo” es mucho más que una moda, es una forma de responder mejor desde la escuela a esa necesidad.

  • ¿Qué ventajas y desventajas tiene?

Las ventajas son aquellas que se derivan del aprendizaje de un idioma por parte de los alumnos. Estarán más tiempo expuestos a la lengua y practicando. Además, comenzarán a una edad más temprana y así interiorizarán mejor algunos rasgos de esa lengua como la pronunciación. También, se abrirán a otra cultura y forma de expresión que les ayudará a entender mejor su mundo. Creo que estos son aspectos muy positivos para su formación personal.

No veo desventajas para los niños si el centro tiene un programa bilingüe bien planteado. A veces la desventaja viene de algunas carencias que tienen algunos centros para su implementación, pero esto no es problema del bilingüismo sino que, en la mayoría de las ocasiones, se deriva de la falta de recursos y planificación y, generalmente, no afecta solo al bilingüismo.

  • ¿Por qué recomendarías a unos padres que llevasen a su hijo a un colegio bilingüe?

Porque, sin lugar a duda, es una oportunidad para su hijo. Por ejemplo, en un colegio bilingüe puede llegar a unos niveles de inglés mucho mejores que en un colegio que se imparta la lengua inglesa solo como materia.

  • ¿Todos los colegios bilingües son buenos?

No lo sé, pero me temo que algunos no están llevando un enfoque como el que los expertos nos señalan para el buen aprendizaje. Creo que faltan directrices claras y bien fundamentadas para la actuación en el aula. Se está haciendo un esfuerzo de formación y hay muchos centros con una buena orientación pero todavía estamos en el proceso de mejora.

  • ¿Qué deben tener en consideración unos padres a la hora de escoger un buen colegio bilingüe?

Principalmente, se debe considerar que la propuesta esté bien fundamentada y que el centro sepa bien cómo se produce el aprendizaje de una lengua. Si esto es así no se tendrá miedo de dar otra materia en otro idioma porque se sabrá que no se trata de traducir, sino que el alumno va a aprender el concepto igualmente utilizando la otra lengua y que se le va guiar en el proceso. También, es fundamental para el bilingüismo que la metodología sea activa para que los niños tengan ocasión de expresarse, que se cuide tanto el lenguaje académico como el coloquial y que haya una buena coordinación entre la materia de lengua inglesa y las demás materias para que el niño aprenda bien en ambos momentos, etc.

  • ¿Cómo sabemos que un centro bilingüe tiene buen nivel de inglés?

Cuando vemos que los alumnos se expresan con soltura y todos van adquiriendo la lengua progresivamente. Sería un desconocimiento de lo que es el aprendizaje de una lengua el fijarse solo en los errores que cometen los niños porque a través de ese error, en muchas ocasiones, se está avanzando en la expresión. Eso no impide el ser rigurosos en lo que hacemos y que ese error se corrija. Cada alumno tiene un proceso diferente porque somos distintos, pero todos los alumnos deben mejorar. El buen nivel de un centro está asegurado cuando todos los niños progresan, no tienen miedo a expresarse y el profesorado, siguiendo una propuesta bien establecida por el centro, les ayuda a que cada vez dominen mejor la lengua.

  • Con el auge de los colegios bilingües, muchos profesores se han visto obligados a dar clase en un idioma que no dominan. ¿Esto pasa habitualmente?

No tengo referencia de otras comunidades, pero esto no pasa en la Comunidad de Madrid, donde el nivel requerido para ser profesor en un programa bilingüe es “avanzado” (C1). De todas formas, estos profesores no son profesores de inglés, de francés, etc. y los alumnos deben saber que, aunque se expresen en el idioma en esa materia, no son expertos en esa  lengua. Por eso es fundamental la coordinación entre el profesorado, porque se potencia el hacerlo bien y se evitan errores. Otro medio, que a mí me parece muy importante, es el de los auxiliares de conversación que colaboran con los profesores tanto de lengua extranjera como de las otras materias y pueden ser una gran ayuda.

  • Uno de los grandes temores para los padres es que en los centros bilingües se reduce el contenido (o la profundidad en la que se imparten) por el inglés, porque los niños no son capaces de entenderlo todo. ¿Esto es así?

Está comprobado con estudios realizados por expertos que esto no tiene por qué ser así. En mi opinión, si esto fuese así no estaríamos haciendo nada positivo con el bilingüismo. Educativamente no podemos permitirnos que los contenidos se impartan superficialmente. De nuevo la metodología es aquí fundamental. Debemos avanzar en aquellas que hacen aprender más y mejor a los alumnos en todos los campos. No es necesario “rebajar” los contenidos, sino impartirlos adecuadamente. En mi experiencia, con una metodología adecuada, los niños, tanto de Primaria como de Secundaria, adquieren bien los contenidos propuestos de otras materias que hayan trabajado en el otro idioma.

  • Dicen que si de niños el aprendizaje empieza con la comprensión y expresión oral, para aprender una nueva lengua debería ser igual. ¿Estás de acuerdo?

Estoy de acuerdo pero es diferente esta afirmación en las diferentes edades.  Hasta 2ª de Primaria la expresión oral es primordial (es el lenguaje natural en el ser humano)  pero a partir de 2º curso todas las destrezas de la lengua son muy importantes. La lengua escrita, así como la oral, tiene que presentar una progresión adecuada y bien programada para aprender bien el idioma. Son destrezas diferentes. No lo estaríamos haciendo bien si permitimos analfabetos en la lengua extranjera aunque sean muy fluidos hablando. Se les debe enseñar a expresarse bien desde pequeños tanto de forma oral como escrita.

  • ¿Qué debemos hacer en casa si estamos llevando a nuestro hijo a un colegio bilingüe? ¿Ver películas en inglés? ¿En español para reforzar su lengua materna? Hay muchas dudas al respecto.

Este no es solo un problema de bilingüismo. Muchas veces los padres tienen dudas de cómo ayudar a sus hijos. Creo que si los padres piensan en los objetivos de aprendizaje que tiene su hijo en ese momento, sabrán ayudarle. Cada situación es diferente, pero si tienen dudas deberían comentarlas con los profesores que son los expertos y conocen el proceso del niño. En el caso del aprendizaje de una segunda lengua sabemos que si los padres aprecian como importante su adquisición, aunque ellos no conozcan esa lengua, están despertando en los niños la valoración de otros pueblos y de la cultura en general. Así mismo, pueden fomentar la presencia de ese idioma con películas, canciones, lecturas a su nivel, etc. También, es muy positivo celebrar sus pequeños logros en el idioma. Y, por favor, que tengan cuidado y procuren no presionarles, por ejemplo, no obligarles a hablar o a “lucirse” ante una visita o en momentos poco oportunos porque esto, a la larga, puede producir rechazo hacia la lengua. En resumen, si los padres les ayudan a que vean ese aprendizaje como algo positivo, ya están despertando una valoración afectiva de su hijo hacia el conocimiento de esa lengua. Y es en esa parte afectiva y de valoración en la que los padres pueden contribuir mucho para que el niño quiera aprender y avanzar en el idioma. En mi opinión, la ayuda mejor es, principalmente, una cuestión de actitud. Los padres son padres, con todo lo que encierra de positivo para su educación, no son profesores.

  • Por último, como asesora de bilingüismo en diferentes centros, ¿qué balance o evaluación le parece que se podría hacer en lo que lleva de tiempo?

Creo que el balance es muy positivo. Yo he sido profesora de inglés durante muchos años y también me he dedicado a la formación del profesorado desde tiempo, y los profesores de hace unos años no hubiéramos imaginado que la mayoría del alumnado llegaría a tener tan buen nivel de inglés y esa fluidez en el idioma sin otras clases extras o sin tener que pasar tiempo en un país de lengua inglesa. Sin duda que el bilingüismo es una oportunidad para todos nuestros niños.

Y para terminar me atrevería a formular un ruego a los padres: Por favor, apoyad los esfuerzos de los profesionales de educación, se necesita la colaboración de todos para avanzar en este tema. 

 

Dudas sobre el bilingüismo

V edición de la Feria de los Colegios.

Carmen hablará sobre cómo identificar un buen centro bilingüe el próximo domingo 17 de febrero en Madrid en la V edición de la Feria de los Colegios, que se celebrará este año en el estadio Wanda Metropolitano. Si te interesa ir a la feria, conocer la oferta educativa de tu provincia y asistir al ciclo de charlas informativas, la entrada es gratuita, solo es necesario un registro en la web o que adquieras el pase directamente en la entrada. Además de este fin de semana, el 2 y 3 de marzo se celebrará también en Kinépolis de Valencia.

Sobre el autor

Ana Nieto
Ana Nieto
De pequeña jugaba a las profesoras. Ponía a mis muñecas sentadas encima de la cama, una cartulina negra en la pared clavada con una chincheta y me convertía en la profe más guay del “colegio”. O eso me creía yo. Luego me hice periodista porque me gusta escribir y contar historias. Me interesan mucho los temas sociales, la educación, la igualdad de género y creo firmemente que entre todos podemos construir un mundo mejor (o al menos mejorar un poquito el nuestro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *