Frases

frases prohibidas lo que tienes que hacer jude-beck-552276-unsplash

Frases prohibidas: «Tú, lo que tienes que hacer…»

frases prohibidas lo que tienes que hacer jude-beck-552276-unsplash
Me dirijo a tantas personas -especialmente a madres y padres – que ejercen de segurísimos e infalibles consejeros de sus hijos, sobrinos o quien se ponga de por medio. Me dirijo a ellos con una suave dosis de indignación por su atrevimiento y falta de respeto. Me refiero a ese consejero real que se atreve a decir con pasmosa seguridad:
padres caprichosos

«¡Que te pongas en la foto!» o el pollo que montó un padre caprichoso

padres caprichosos
Nuestro director, Leo Farache, nos cuenta una escena que vivió el domingo: un padre enfadado porque su hija no quiere que le haga la enésima foto. El padre montó un verdadero pollo. Nuestros hijos, concluye Leo, "quieren ver a un padre que sabe dominarse y que no es un niño grande, mandón, caprichoso y falto de humor".
Descubrir el talento de tu hijo

“Primero haz algo que te sirva y después haces lo que quieras”

Descubrir el talento de tu hijo
Leo Farache, director de Gestionando Hijos, nos cuenta la historia de Pepe, un niño que quería ser escultor y que no contaba con el respaldo de sus padres, que querían que estudiara algo que le fuera útil.

Frase prohibida: «deja de hacerme preguntas»

«Mamá, papá, una pregunta…» Así suelen empezar la mayoría de las frases que pronuncian los niños de entre dos y cinco años. Para continuar con… ¿por qué los gatos tienen bigotes?, ¿por qué el primer día de la semana es el lunes?, ¿por qué la tierra es redonda? y así hasta el infinito. Son incasables. Siempre preguntando. Siempre sacando un por qué,

Frase prohibida: «¿quieres que me enfade?»

En ocasiones, para conseguir que nuestros hijos nos obedezcan y cumplan ordenes recurrimos a esta famosa frase: ¿quieres que me enfade? La solemos pronunciar cuando consideramos que ya hemos tenido demasiada paciencia, que ya deberían estar haciendo lo que les hemos pedido de mil formas. Es entonces cuando, sin más, la soltamos. ¿Por qué no deberíamos hacerlo? Laura y Juan, los

¡Qué guapo!

¡Qué guapa! ¡Qué guapo ! o ¡Qué buena! ¡Qué bueno! ¿Por qué comentamos tanto la belleza o fealdad de una persona? (al hilo de las descalificaciones a Andrea Janeiro en la Red).   Hagamos un sencillo ejercicio de empatía. Somos una niña, un niño, pongámonos en su piel.   Transcurridos mis primeros diez años he escuchado «11.242 veces» que soy

Buenos titulares, frases destructivas. La educación se merece algo más que 140 caracteres.

Leo Farache King reflexiona sobre las críticas vertidas por padres y madres hacia los profesores. "Son los “padres expertos educativos”, basan su “sólida” argumentación en “querer lo mejor para mi hijo". Te pido a ti, madre y padre que no permitas que otro colega madre o padre haga que los profesores sientan inseguridad, indefensión, desmotivación”
autocontrol y autocuidado

No me «arreglo», no estoy rota

autocontrol y autocuidado
¿Alguna vez te has sorprendido diciendo que antes de salir a la calle "me tengo que arreglar"? María Soto, de Educa Bonito con Disciplina Positiva , reflexiona sobre esta expresión y nos lleva a pensar en lo divertido que es que nuestros niños jueguen a adornarse y a construir su propia imagen si esta sale de su imaginación y no de los cánones.

Educación de toda la vida

Es la frase más peligrosa de la historia: "siempre se ha hecho así". Porque nada podrá mejorar en este mundo si no afrontamos cambios. Si perpetuamos en las nuevas generaciones algunas formas de ver el mundo que ya deberían haber desaparecido no habremos avanzado en nuestro objetivo de mejorar las vidas de nuestros hijos.