Arkangel, de Jodi Foster para Black Mirror (Netflix)

Organizar nuestro tiempo para no ir con la lengua fuera
Quiero que mi hijo tenga papitis
Quiero que mi hijo tenga papitis

Arkangel, de Jodi Foster para Black Mirror (Netflix)

Ver más artículos sobre

Sobreproteger a nuestros hijos les hace daño. Arkangel de Black Mirror

Sobreproteger a nuestros hijos les hace daño. También nos hace daño a nosotros, las madres y padres. ¿Por qué lo hacemos, entonces? Por miedo, por inseguridad, para curar nuestras frustraciones… Hoy te proponemos un ejercicio doble de ciencia ficción.

El primero empieza hace 45 años, en 1973, cuando se hizo pública la primera llamada a través de un teléfono móvil, Imagínate que ese año se emitiera una serie de televisión en la que un episodio relatara algo que fuera a acontecer en 2018 basándose en una hipótesis de desarrollo tecnológico.

España, 2018.

Todas las personas tienen un teléfono personal que transportan a todas partes, incluso les acompaña cuando duermen, cuando van al baño. El teléfono se consulta de media más de 150 veces al día convirtiéndose en una fuente de adicción. Las personas van hablando por teléfono por la calle, incluso cuando las cruzan, cuando conducen, hay personas que atienden al teléfono incluso cuando hacen el amor.

Hasta los niños tienen su propio teléfono. La mayoría de los niños de 10 años ya tienen un móvil según publica el periódico La Vanguardia. Los teléfonos son también protagonistas en la educación de los hijos. Ocurren cosas como estas (son algunas de las secuencias del capítulo)

Sobreproteger a nuestros hijos les hace daño

  • Una madre consigue las claves del teléfono personal de su hijos de 22 años porque su hijo se ha enamorado de una joven de su misma edad. La madre cree que la chica es una vampira y quiere aprovecharse de su hijo. Interviene hasta conseguir que la chica se aleje de su hijo.
  • Unos padres sonríen a su hijo que se ha olvidado sus deberes del colegio. Le sonríen y le dicen que ellos tienen sus deberes. Los tienen en el teléfono móvil.
  • Un padre llama a la madre de una compañera de su hija porque según él ha tenido un comportamiento inadmisible. Ha colgado en una red social una foto de un cantante conocido con una frase. A juicio de la hija del padre que ha llamado esa frase se refiere a ella. La otra niña lo niega. Los padres se enzarzan en una dura discusión defendiendo a sus respectivas hijas. Lo hacen a través del teléfono móvil.
  • Un grupo de padres critica a dos profesores del colegio a través de una red de interconexión múltiple llamada Whatsapp. Los padres creen que esos dos profesores son muy duros, inflexibles y exigen demasiado. ¡Hay que conseguir que el director hable con ellos o haremos huelga!
  • Una madre denuncia a su ex marido porque está – según ella – invadiendo la intimidad de su hijo de 9 años porque lee los mensajes de su teléfono móvil. El marido se defiende diciendo que está educando y que el menor está en edad de ser dirigido, ayudado por sus padres.

¿Qué habrías pensado si una serie de televisión te hubiera propuesto una ficción así hace 35 años? Los 35 años han pasado y la realidad está superando a la ficción…

La serie Black Mirror, producida por Netflix, ha recreado una situación parecida pero proyectándonos a un futuro hoy inimaginable. El capítulo se llama Arkangel y ha sido dirigido por Jodie Foster. La ficción narra la experiencia de una madre que tiene controlada a su hija todo el rato para alejarla de posibles peligros.

Para conseguirlo, encuentra la solución en Arkangel, un servicio por el cual se inocula una sustancia en el cerebro de la niña que permite estar al tanto de sus emociones – filtrar las que le provoquen miedo, generen altas dosis de cortisol -, ver lo que ella ve, saber dónde está (esto ya es posible) y así tenerla constantemente controlada. No quiero hacerte spoiler…. Pero ya puedes imaginar que la madre y la hija sufren lo indecible por ese ánimo maternal de considerar que una buena crianza es el control.

Desde Gestionando hijos proponemos que todos nos comprometamos con no sobreproteger a nuestros hijos y no permitir que esta ficción se cumpla. Solo depende de nosotros….y que no creamos que “La clave de una buena crianza es el control” como reza el tráiler de este episodio.

Si te interesa el tema de la sobreprotección de tus hijos, te recomendamos que leas estos artículos:

“Tus hijos no son tus hijos” que habla sobre la necesidad de muchos padres de sobreproteger a sus hijos.

Marisa Moya: “Los educadores tenemos en nuestras manos mejorar el mundo haciendo que las relaciones estén basadas en el respeto mutuo y en el amor”

Sobre el autor

Leo Farache
Leo Farache
Nacido en Madrid, ya no cumplirá los 50 años (es de la añada del 63). Su vida profesional ha estado ligada al mundo de la comunicación, gestión, marketing. Ha dirigido algunas empresas y escrito dos libros (“Los diez pecados capitales del jefe” y “Gestionando adolescentes” Ejerce de profesor – lo ha sido de la Universidad Carlos III y de la UAM, actualmente da clases en ESAN (Lima) y ofrece conferencias – “una profesión que nos tenemos que tomar todos más en serio”. Es padre de tres hijos y ha encontrado en la educación su elemento. Quiere hacer lo posible por contribuir a mejorar la sociedad educativa. Da las gracias a Carmen por inspirarle en buscar nuevos rumbos para su vida, a Carmen (otra Carmen) por ayudarle en desarrollarlos y a su mujer, Virginia, por ser, entre otras muchas buenas cosas, tan generosa (“y aguantarme”)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *