Alberto Soler: «Confiemos en la capacidad de nuestros hijos de sobreponerse a los errores»

frases prohibidas lo que tienes que hacer jude-beck-552276-unsplash
Frases prohibidas: «Tú, lo que tienes que hacer…»
bumerán de la amabilidad
Vídeos que inspiran: El bumerán de la amabilidad

Alberto Soler: «Confiemos en la capacidad de nuestros hijos de sobreponerse a los errores»

Alberto Soler educar niños autónomos

Hablamos con Alberto Soler, conocido psicólogo, de cómo fomentar la autonomía de nuestros hijos. Y nos deja algunas reflexiones importantes: educar en la autonomía implica a corto plazo más esfuerzo y más tiempo, aunque a largo plazo estaremos contribuyendo a su autoestima. » A un bebé no se le puede sobreproteger», aunque sea un tema que suela preocupar. «Tenemos que confiar más en su capacidad de resiliencia, de sobreponerse a sus errores»y no transmitirles la idea de que no podemos cometer errores.

Educar niños autónomos requiere mucho esfuerzo pero tiene enormes beneficios

Enseñar a nuestros hijos a abrocharse el abrigo en lugar de hacerlo nosotros, acompañarlos mientras ordenan la habitación, dejar que coman a su ritmo… requiere mucho esfuerzo y paciencia para llevar bien el ensayo error. «Asociamos autonomía a una mayor comodidad para los padres, pensamos que nos ahorra tiempo y esfuerzo. Pero la autonomía, al menos al principio durante la primera infancia, es algo mucho más costoso, implica mucho más tiempo y esfuerzo». Además, nos dice Alberto, educar en autonomía requiere una habilidad por parte de sus padres, que es «la capacidad de ir soltando cuerda, permitirle enfrentarse a retos, a desafíos y a nuestros propios miedos. Muchas veces somos nosotros los que proyectamos nuestros propios miedos sobre ellos».

Y es que está claro que a corto plazo nos es muy rentable hacer las cosas por ellos: «salimos mucho antes de casa, las cosas están mejor hechas, porque nosotros tenemos más capacidad que ellos…». Pero educar a niños autónomos compensa mucho a medio y largo plazo: de no hacerlo «no les estamos permitiendo que construyan esos aprendizajes, que desarrollen esas habilidades. El día de mañana no van a poder enfrentarse solos a retos porque no se lo hemos permitido por nuestra falta de tiempo o una mayor comodidad».

Tenemos en cuanto a la sobreprotección un concepto muy equivocado: «muchas veces nos preocupamos mucho por la sobreprotección en bebés. A un bebé no se le puede sobreproteger, lo tenemos que proteger. Si acaso lo que puedes hacer es desatenderlo». Y además nos suelen preocupar mucho las regresiones que viven nuestros hijos en su autonomía (el control de esfínteres o el comer autónomamente) cuando ocurren cosas como la llegada de un hermanito. Y es que el problema no es que ya no sepan, sino que necesitan nuestra atención: «Muchas veces han conseguido consolidar aprendizajes, como hacer sus necesidades en el baño y limpiarse ellos solos o comer utilizando cubiertos, y de repente nos piden que los ayudemos. No lo hacen tanto por una falta de recursos o de capacidad como porque están demandando afecto, atención o compañía».

Confiemos en nuestros hijos para educar niños autónomos

«La confianza es la base para el crecimiento. Confiemos en la capacidad que ellos tienen a nivel físico, a nivel emocional, a nivel cognitivo… Porque si no lo que estamos haciendo es limitar su automía y bajar su autoestima», se muestra contundente Alberto. Y es que muy unido a la confianza y la autoestima hay un aspecto que suele tener muy mala prensa en nuestra sociedad: » la capacidad de asumir errores y aprender de ellos». Y es que solemos tener «ese complejo de que no debemos cometer errores y se lo transmitimos a nuestros hijos: «No hagas esto, que vas a equivocarte», les decimos. Pero no: hazlo, equivócate, cáete, hazte daño (por supuesto, siempre con esa protección a su alrededor), pero aprende de esas experiencias, de cada error vas a sacar un aprendizaje nuevo. Tenemos que confiar más en su capacidad de resiliencia, de sobreponerse a sus errores», subraya.

Nos recuerda Alberto «una frase muy conocida de Maria Montessori que dice que cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para su desarrollo». Es importante, dice Alberto, tener en cuenta la idea de lo innecesario de esa ayuda, porque «en el momento en que ellos nos piden ayuda nosotros se la tenemos que brindar. Pero tenemos que identificar la ayuda que no necesitan o la ayuda de más que les estamos dando por nuestra comodidad».

Si quieres leer más sobre este tema, te recomendamos:

 

 

Spread the love

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos
Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)