3 reflexiones sobre la sobreprotección

La campaña de Amnistía Internacional contra el acoso escolar
Diferencia entre castigo y consecuencia

3 reflexiones sobre la sobreprotección

Acudimos a un taller dirigido a madres y padres impartido por la psicóloga María Jesús Álava, fundadora y directora del gabinete Álava Reyes. En él nos invita a reflexionar sobre tres escenas: 

 

 ESCENA 1 

Una madre, un padre acuden a la cita con el psicólogo. Su hijo, de diecisiete años, lleva una vida muy inconveniente. Ha abandonado los estudios, lleva una vida desordenada, bebe en exceso, no respeta a sus padres… 

“Vosotros tenéis la culpa” les dice el adolescente delante del profesional. “Os tomasteis a broma la primera vez que llegué pedo, me dejasteis hacer lo que me apetecía, ¿es esa una manera de educar a un hijo? les pregunta. 

Lo que realmente el adolescente está diciendo es: «Ponme un límite que yo no me lo sé poner». Y así es. La responsabilidad de poner límites es exclusivamente de nosotros, los padres. Si no se los ponemos vivirán sin ellos. Estaremos haciendo dejadez de nuestras funciones, y los niños necesitan estos límites para crecer seguros, ir asumiendo responsabilidades…

 Para evitar ser unas madres y padres sobreprotectores hay que utilizar el sentido común” concluye María Jesús Álava Reyes. Y parece de sentido común que seamos los adultos quienes tengamos que ir marcando el camino a nuestros hijos. 

 

ESCENA 2 

Una madre acude a la revisión del examen de su hijo en la Universidad (quizás a ti te parezca una broma, pero es real). Al mismo tiempo, un padre matricula a su hijo en la Universidad porque este se ha ido de viaje con sus amigos (sigue siendo real).

Les preguntamos a esos padres por qué creen que es una buena idea hacerles el trabajo a sus hijos y no permitirles asumir sus responsabilidades. Así, les decimos, no van a aprender a valerse por su cuenta. “Es que yo me siento muy bien” contestan. Te puede parecer que una contestación así no es posible, pero es real. Y quizás muchos de nosotros hemos sobreprotegido a nuestros hijos porque nos hace sentir bien. En cierto modo sentimos que necesitan nuestra ayuda para hacer las cosas bien. 

 María Jesús Álava concluye con estas dos frases, que nos invitan a la reflexión: “No es suficiente querer a los hijos, hay que creer en ellos”. “Los niños no necesitan nada. Solo darles la oportunidad de que lo puedan hacer”.

Y es que, como decía la gran Noelia López- Cheda: «si resolvemos todos los problemas de nuestros hijos, nosotros somos el problema».

ESCENA 3  

 “Los niños y jóvenes que menos competencias emocionales han desarrollado son los que tienen padres de estilo permisivo”  asegura María Jesús Álava Reyes para continuar explicándose compartiendo con nosotros una tercera escena:

Un niño pequeño llora, se enrabieta. Para callarle su padre le da un móvil. Se lo quita – ha leído en muchos sitios que un niño pequeño no debe tener acceso a ninguna pantalla, pero el niño vuelve a llorar. El padre le vuelve a dar el móvil. “Es que no se qué hacer, los niños de hoy quieren estos dispositivos”… se lamenta. 

 

 

 

 

 

 

La sobreprotección. Hazte preguntas.

Ahora te proponemos que contestes a algunas preguntas que, tras el taller, plantea María Jesús Álava Reyes a los asistentes.  Son preguntas para reflexionar de forma pausada y sincera. El propósito es que leyendo o escuchando tus propias contestaciones puedas sacar algunas conclusiones de si estás o no sobreprotegiendo a tu hijo. Hacernos preguntas buenas pueden ayudarnos a encontrar las mejores respuestas. Esperamos que estas preguntas te sirvan: 

PAREJA 

  1. ¿Cuál es la mayor discrepancia que tenemos en relación a la educación de los hijos? 
  2. ¿Qué tendríamos que cambiar para conseguir la unidad de criterios que necesitamos? 
  3. ¿Qué haré yo en concreto? ¿Me siento capaz de lograrlo? 

 

HIJOS 

  1. ¿Superan nuestros hijos fácilmente las frustraciones? 
  2. ¿Tienen recursos para no dejarse manipular por el entorno? 
  3. ¿Son autónomos o nos piden ayuda en las dificultades? 
  4. ¿Cuál es el mayor fallo que hemos tenido en su educación? 
  5. ¿Cuál es la medida más urgente que debemos tomar con ellos? 
  6. ¿Están habitualmente infelices e insatisfechos? 
  7. ¿Qué me pueden reprochar en el futuro?
     

Por último, queremos que re repitas esta frase como un mantra. «No sobreproteger a tus hijos les va a hacer a ellos más fuertes y a ti más feliz».

Te proponemos que utilices buenas ideas educativas suscribiéndote a la plataforma Gestionando hijos  Encontrarás cursos de más de expertos, entre ellos el de María Jesús Álava, que te ayudarán a saber más para educar mejor.  

 

Spread the love

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos
Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)